Los nombres de la Navidad

La Navidad está rodeada de tradiciones entrañables y de palabras antiguas, cuyo significado original tal vez ignoramos, pues vienen de lenguas que no se hablan desde hace siglos, pero por su relevancia religiosa y festiva permanecen grabadas en nuestra mente con el respetuoso cariño que rodea el nacimiento del niño Jesús.

Hay muchos términos latinos: adviento procede de adventus y significaba, simplemente ‘llegada’; navidad proviene de nativitatem, significaba ‘nacimiento’. Esta festividad fue oficialmente reconocida el año 345, por intervención de san Juan Crisóstomo y san Gregorio Nacianzeno. También llamamos “nacimiento” a la representación con figuras del portal de Belén. Bethlehem significa ‘casa del pan’ en hebreo. Es una tradición piadosa que inició san Francisco de Asís en una gruta de Grotcho, pequeña población situada entre Roma y Asís, a inicios del siglo XIII. En otros países se llama “pesebre”. La palabra “pesebre” viene también del latín praesēpe: se refiere a un cajón o recipiente donde comen los animales y que gracias a la tradición religiosa cristiana ha llegado a poseer un valor trascendente por ser el primer lugar que albergó a Jesús.

Los “Reyes Magos” es el nombre con el que la tradición católica denomina a los visitantes que, tras el nacimiento del Jesús, habrían acudido desde países extranjeros para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, olíbano y mirra. Fue a fines de la Edad Antigua e inicios de la Edad Media que se les dio la característica de “magos” porque se creía que se dedicaban a la astrología y a otras ciencias (quizá, en relación con la ubicación de la estrella de Belén). Luego, la designación “reyes” aparece en los escritos de Tertuliano, escritor religioso del siglo III. Este término fue muy aceptado porque los reyes llevaban regalos a papas y a emperadores. Se cree que fue san Beda, monje inglés patrono de los historiadores, quien les nombra como Melchor, Gaspar y Baltasar. La tradición ha fijado el número porque traen oro, incienso (del latín “aurum” e “incensum”, derivado de incendere, que significa ‘encender’) y mirra (nombre griego de una planta de la que se extraía un valioso perfume), y se entendía que los Magos representaban los tres territorios del mundo antiguo: África, Europa, y Asia (antes de que se descubriera América).

Herodes el Grande fue el segundo hijo de Antípater Idumeo, y fue hecho procurador de Judea por Julio César y luego declarado rey de Judea por el Senado romano. Su nombre parece derivado del griego “heros”, ‘héroe’. Los nombres de San José y de la Virgen María provenían, en cambio, del hebreo (“Yosefyah” significaba ‘añade Yahvé’ y “Maryam”, ‘excelsa’).

La misa de Nochebuena se llama también misa de gallo y fue instaurada por el papa Sixto III en el siglo V, se denomina como así porque los antiguos romanos denominaban “el canto del gallo” al comienzo del día.

Villancico es un término derivado de villa (canciones de los habitantes de una villa) y se relaciona con una poesía popular que surge en la Edad Media, con una temática religiosa y festiva. El villancico “Noche de Paz” fue compuesto originalmente en alemán por el sacerdote austríaco Joseph Mohr y el músico Franz Xaver Gruber. Fue interpretado por primera vez el 24 de diciembre de 1818 en la iglesia de San Nicolás de Oberndorf, Austria.

Santa Claus es en realidad el nombre eslavo del obispo Nicolás de Lacia, región que hoy pertenece a Turquía. Fue famoso por su generosidad y donaciones. En una ocasión, ayudó a una familia muy pobre arrojándole durante tres días una bolsa repleta de monedas por la chimenea. Se dice que murió el 6 de diciembre y sus restos fueron transportados a Bari, al sur de Italia.

Epifanía proviene del griego επιφάνεια. Esta expresión religiosa se refiere a la manifestación o aparición milagrosa de la estrella (del latín “stella” que se cruza con “astrum”) de Belén. El 25 de diciembre recordamos los significados originales de estas palabras y las tradiciones que nombran; pero más que la acumulación de conceptos e ideas, debe primar la reflexión personal y el sentido más profundo de la Navidad: el nacimiento de Jesús en nuestros corazones.

Alexis Reto Agurto

3 comentarios en “Los nombres de la Navidad

  1. Martín dice:

    Una consulta con respecto al siguiente pasaje del texto: “quizá, en relación a la ubicación de la estrella de Belén”.
    Yo tenía entendido que decir “en relación a” es incorrecto y que debe decirse “con relación a”. ¿Es así?
    ¡Saludos y feliz navidad!

    • Castellano Actual dice:

      Estimado Martín:
      Tienes toda la razón. Puede ser: “en relación con” o “con relación a”. Ya hicimos la corrección.
      Gracias.
      Saludos cordiales,
      Castellano Actual

  2. Cual es el significado de la palabra HABA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>