¿El autoestima o la autoestima?

Según el Diccionario de la Real Academia (2001), la palabra autoestima, que significa ‘valoración generalmente positiva de sí mismo’, es un sustantivo que tiene género femenino: la autoestima, una gran autoestima.

Sin embargo, muchos hablantes suelen emplearla erróneamente con género masculino: *El autoestima en los hijos de padres separados suele disminuir en los primeros años de crisis, *Diez claves para mejorar el autoestima en sus hijos, *¿Cómo mejorar el autoestima en nuestros deportistas? Por ello, conviene recordar que las formas correctas en estos casos son: La autoestima en los hijos de padres separados suele disminuir en los primeros años de crisis, Diez claves para mejorar la autoestima en sus hijos, ¿Cómo mejorar la autoestima en nuestros deportistas?

21 comentarios en “¿El autoestima o la autoestima?

  1. Marcos dice:

    Si es una palabra femenina, porque delante de ella “grande” está apocopado, si eso solo sucede delante de palabras masculinas. Y no ocurre que hablando diga Lautoestima y no La autoestima, por eso el uso de “El” ante la palabra.

    • Castellano Actual dice:

      Estimado Marcos:
      El adjetivo “grande” se apocopa siempre que esté delante del sustantivo, sea este masculino o femenino: gran papá, gran mamá, gran persona, gran autoestima… Insistimos en que la palabra “autoestima” es un sustantivo femenino: la gran autoestima, una gran autoestima…
      Saludos cordiales,
      Castellano Actual

    • Teresa dice:

      Hay reglas ortograficas mi querido Marcos (reglas gramaticales): el autoestima es un sustantivo femenino en su signicado, pero en la escritura es masculino en razón de su cacafonía, “laautoestima” = es la cacafonía, asi como “laaguila”; por eso cambia el articulo sólo en la escritura y no en su signficado, correcto es “el autoestima, el águila”.
      La gran autoestima ayuda a vivier mejor, la gran aguila voló rapido. El perro grande = el gran perro/ la casa grande = la gran casa, la mujer grande = la gran mujer.

    • Gabriel dice:

      Esa regla que mencionas aplica sólo para palabras que comienzan con la misma vocal y allí mismo está su acentuación tónica como “agua” o águila, aun siendo palabras femeninas deberás usar los artículos “el” y “un” -el agua, un águila (nunca una águila ni la agua). Pero palabras como azúcar cuyo acento no está en la primera sílaba deberás decir y escribir “la azúcar” o la palabra autoestima cuyo género es femenino y cuya acentuación NO está en la primera sílaba, entonces se debe usar “la autoestima”
      Un saludo cordial
      Gabriel Maciel H

      • Omar dice:

        Precisamente ‘azúcar’ es el peor ejemplo que podías poner, pues es ambiguo respecto al género (puedes decir ‘el azúcar blanco’ o ‘la azúcar blanca’). Además, es un caso muy muy especial porque a menudo va acompañado al mismo tiempo de artículo masculino y adjetivo femenino (“el azúcar blanca”).

  2. Jafet dice:

    Lamento difererir con su teoría, pero claramente podemos apreciar aquí la presencia de una cacofonía (repetición de sonidos). Por regla el artículo en singular cambia en género para evitar la repetición sea el caso de “el agua”, “el águila”. Al cambiar el sustantivo a plural podemos ver como la interferencia de la “s” en el artículo soluciona por sí sólo el problema de la repetición de sonidos por lo que el artículo en plural coincidiría con el sustantivo en cuanto a género. Ejemplo:

    -El águila: Las águilas.
    -El agua: Las aguas.

    Dicho esto podemos apreciar el mismo problema con “el autoestima”.

    Saludos.

  3. [...] La palabra “autoestima” es de género femenino: la autoestima. Para mayores detalles puedes leer la recomendaciones que publicamos en http://castellanoactual.com/el-autoestima-o-la-autoestima/ [...]

  4. Castellano Actual dice:

    Estimados lectores:
    La palabra autoestima es sustantivo femenino siempre: La autoestima en los niños es muy importante, Rosa tiene una gran autoestima…
    En este caso no hay cacofonía porque autoestima es una palabra grave o llana, la sílaba que lleva la mayor fuerza de voz (tónica) es la sílaba “ti” (autoestima). Para evitar la cacofonía solo se produce el cambio en aquellas palabras que empiezan con “a” o “ha” tónicas: el hada, el agua, el águila, el hacha… No se da en los siguientes casos: la hamaca, la almohada, la alcoba, el andador, el alfajor, el almohadón… porque los tres primeros son palabras graves o llanas y los tres últimos son palabras agudas.
    Saludos cordiales.
    Castellano Actual

    • manolo criollo dice:

      Correcto Esteban, Castellano Actual, los tres ejemplos ultimos andador, alfajor, almohadón son masculinos y tienen que ir con el artículo el. Para evitar la cocofonía es simple solamente si es femenino el sustantivo y la primera letra a es tónica simplemente se utiliza el artículo la ejemplo:
      La agua (incorrecto)
      El agua (correcto)
      * agua es femenino se debería usar la agua, pero no porque la a de agua es tónica y cambia por el para evitar la cocofonía.

      La aguja (correcto)
      El aguja (incorrecto)
      * La a de aguja no es tónica y no hay cocofonía

  5. esteban dice:

    autoestima tienen dos vocales tónicas y una de ellas es la “a” de auto y la regla dice que cuando una sustantivo comienza por la A y esta es tónica sea femenina o no debe ir con el artículo El… EL ALMA, EL ÁGUILA (LA HERMOSA ÁGUILA), el agua… etc. ese EL es femenino (ila->ela–> apocope: EL femenino)

  6. […] La forma correcta es “la autoestima”. Se trata de una palabra femenina. Para mayores detalles puede leer la recomendación que aparece en http://castellanoactual.com/el-autoestima-o-la-autoestima/. […]

  7. Adrián G. dice:

    Si la autoestima es una valoración, la valoración = la autoestima.

  8. Danny dice:

    Es un sustantivo femenino, por lo tanto el artículo que lo antecede es femenino.

    autoestima.
    1. f. Valoración generalmente positiva de sí mismo.

    http://lema.rae.es/drae/?val=autoestima

    (13 de enero de 2014)

  9. Daniel dice:

    Me parece interesante la disertación generado por el apropiado conocimiento de la estructura del habla, sin embargo, ante la posibilidad de generar polémica, más allá de la simple crítica textual ante la falta de conocimiento, convendría señalar al menos, las razones por las que se realiza la corrección.
    Con base en los comentarios anteriores, tenemos un poco de razón al defender la postura, asimismo, invito a que consulten la rae para la aclaración pertinente acerca del uso del artículo el o la para palabras que comienzan con la “a”.
    CITO:

    El artículo femenino la toma obligatoriamente la forma el cuando se antepone a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica (gráficamente a- o ha-), con muy pocas excepciones (→ 2.3); así, decimos el águila, el aula o el hacha (y no la águila, la aula o la hacha). Aunque esta forma es idéntica a la del artículo masculino, en realidad se trata, en estos casos, de una variante formal del artículo femenino. El artículo femenino la deriva del demostrativo latino illa, que, en un primer estadio de su evolución, dio ela, forma que, ante consonante, tendía a perder la e inicial: illa > (e)la + consonante > la; por el contrario, ante vocal, incluso ante vocal átona, la forma ela tendía a perder la a final: illa > el(a) + vocal > el; así, de ela agua > el(a) agua > el agua; de ela arena > el(a) arena > el arena o de ela espada > el(a) espada > el espada. Con el tiempo, esta tendencia solo se mantuvo ante sustantivos que comenzaban por /a/ tónica, y así ha llegado a nuestros días. El uso de la forma el ante nombres femeninos solo se da cuando el artículo precede inmediatamente al sustantivo, y no cuando entre ambos se interpone otro elemento: el agua fría, pero la mejor agua; el hacha del leñador, pero la afilada hacha. En la lengua actual, este fenómeno solo se produce ante sustantivos, y no ante adjetivos; así, aunque en la lengua medieval y clásica eran normales secuencias como el alta hierba o el alta cumbre, hoy diríamos la alta hierba o la alta cumbre: «Preocupa la actitud de la alta burocracia» (Tiempos [Bol.] 11.12.96). Incluso si se elide el sustantivo, sigue usándose ante el adjetivo la forma la: «La Europa húmeda [...] no tiene necesidad de irrigación, mientras que la árida, como España, está obligada a hacer obras» (Tortolero Agua [Méx. 2000]). Ante sustantivos que comienzan por /a/ átona se usa hoy, únicamente, la forma la: la amapola, la habitación. Ha de evitarse, por tanto, el error frecuente de utilizar la forma el del artículo ante los derivados de sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica, cuando esa forma derivada ya no lleva el acento en la /a/ inicial; así, debe decirse, por ejemplo, la agüita, y no el agüita. Este mismo error debe evitarse en el caso de sustantivos femeninos compuestos que comienzan por /a/ átona, pero cuyo primer elemento, como palabra independiente, comienza por /a/ tónica; así, por ejemplo, debe decirse la aguamarina, y no el aguamarina (→ aguamarina).
    http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=8Tu5qHMtQD63wEn6zW#23

    • Peripes dice:

      Por tanto, por más que auto por sí sola tenga “a” tónica, por formar parte de una palabra compuesta esta característica solo le pertenece a la sílaba “ti”. Entonces el “la autoestima”.

  10. Mariela dice:

    ¿Y no funciona como “EL agua”, que también es niña?

  11. jesika dice:

    y finalmente como se dice? el autoestima o la autoestima?

  12. Gernio dice:

    Si tienen dudas, por favor lean el comentario de Daniel escrito el 1 febrero, 2014 a las 2:44 am, líneas arriba…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>